La misión del escritor:¿transmitir?



Escribir es un acto de generosidad, de trasmisión de ideas, de divulgación. ¿O no?

No, esta no es la entrada que yo tenía prevista para hoy, pero tengo la necesidad de compartir una pequeña reflexión, relacionada en parte con lo que considero que es la misión de todo aquel que escribe.

Todo viene a raíz de una pequeña conversa que tuve hará unos días con uno de mis profesores, un catedrático de prestigio. (Como sé que voy a ponerle de colorines, en adelante me referiré a él como X).

Como sé que mi vida no os interesa, resumiré el asunto: hablando con X sobre el uso de las bibliotecas universitarias él exclamó "¡Hombre! Que sean públicas no quiere decir que sean para todo el mundo".

He de decir que esta frase me molestó, no solo porque presupone que el conocimiento se puede privatizar y que no puede estar al alcance de cualquiera, sino porque la idea de divulgar el saber pareció horrorizarle.
Puedo comprender que las bibliotecas y archivos custodien y restrinjan el acceso a documentación original del siglo XII, es lógico: también los cuadros y esculturas se guardan con mimo en los museos. 

Pero en este último caso nadie impide a las personas acercarse a los dichos museos para ver los cuadros o sus reproducciones, cosa que no sucede con las colecciones privadas no expuestas (sí, que vendan un Miró al primer multimillonario que pasa me cabrea, porque supone una privatización de la cultura).

¿Y entonces por qué no ocurre lo mismo con las bibliotecas especializadas? 

Tras hacer esta pregunta a otras personas, he encontrado variedad de opiniones. Algunos me apoyan, pero otros se llevarían de perlas con X. Os resumiré los argumentos más sonados en contra de la divulgación del conocimiento.


"Oh, es que ese conocimiento no está al alcance de cualquiera, no lo comprenderían"

A parte de parecerme una afirmación pedante e innecesaria, ya que nadie puede ni debe juzgar las capacidades cognitivas del resto de seres humanos, decir algo semejante te retrata como a un imbécil.

¿Cómo va alguien a comprender algo si no le dejan acceder a ese conocimiento? 

En serio. Nadie nace sabiendo, para aprender hay que leer y conocer, algo harto difícil si te privan el acceso al conocimiento, ¿no?


"Ay, es que los libros se echarían a perder"


Mentira. Los libros se echan a perder cuando la gente los olvida, porque entonces pierden su función, que es ser leídos.

No sé en el resto de municipios, pero en el mío la biblioteca pública está abierta a todos sin restricción, y no por ello ha sido víctima de actos vandálicos. No, la gente que no tiene interés por cultivarse ni se molesta en entrar, así que difícilmente van a sufrir percances los libros. 

No se puede vivir atesorando el saber enfermizamente por si se estropea, ni puede la prevención convertirse en privatización.



"Ya existen las bibliotecas públicas"


Sí, y son uno de los mejores agentes culturales que existen, lo he dicho en anteriores ocasiones, pero a veces con eso no es suficiente. Las bibliotecas públicas tienen un catálogo compuesto por obras divulgativas y de ocio, no están especializadas.

"Con eso tienen bastante" diría X, desde su tarima de pedantería, pero cualquiera que haya escrito sabe que no es cierto.

Pongamos un ejemplo práctico: estás escribiendo una novela sobre una familia de monos aulladores. Necesitas documentarte. Vas a tu biblioteca y, a lo sumo, encontrarás un monográfico de alguna revista y un par de libros/documentales que traten el tema a grandes rasgos. No será suficiente para tu novela.

Consultas el catálogo de la red de bibliotecas de tu província/comunidad, y si tienes mucha suerte encontrarás dos o tres libros más, que repiten el mismo contenido que los que ya consultaste. Necesitas algo más.

¿Y entonces qué? Podrías ir a la facultad de zoología, pero no tienes acceso a su biblioteca, bien porque no eres universitario, bien porque ya terminaste la carrera y perdiste acceso a los servicios de la universidad (porque como está tan bien el mundo universitario tampoco pudiste quedarte de becario ni seguir investigando).

"Que se compren los libros", sugeriría X, y en el fondo entiendo su postura: si has escrito un libro quieres que la gente lo compre y lo lea. Pero él no tiene derecho a exigir el sacrificio de pagar 40€ por un manual de consulta a nadie, y menos aún cuando ha considerado a ese alguien indigno de poseer semejante conocimiento.


La conclusión a la que he llegado es que algunas personas, como X, viven atemorizadas con la idea de que otros puedan adquirir los mismos conocimientos que ellos. Se sienten orgullosos de haber cultivado su intelecto y temer perder su estatus privilegiado si otros muchos empiezan a acceder libremente al saber.

Yo creo que temen que se suplante su trabajo y que otro, sin sus años de formación, acabe por reemplazarles. Tal vez deberían explicarles a esas personas que no todo el que lee sobre energía nuclear aspira a publicar una tesis doctoral al respecto, pero bueno...

Según éstas personas, solo un selecto grupo de investigadores privilegiados tiene derecho a hacer uso y disfrute de áreas concretas del saber. Así que si no te licenciaste en zoología, no tienes derecho a escribir un libro sobre monos aulladores, lo siento.

Y con esto retomo el título de la entrada: la misión del escritor.

No sé por qué motivo decidisteis vosotros empezar a escribir, si es por dinero, por ocio o por mandato de vuestra divinidad. Tanto da el motivo: escribir es un acto de altruismo, de compartir.

Los escritores creamos realidades que entregamos a nuestro público, divulgamos lo que sabemos y sentimos. Lo tenemos crudo con esta mentalidad restrictiva, ¿no?

Alister, eres una exagerada.

Tal vez. Y una obsesiva de la documentación también. Pero ya habéis visto lo duro que es el worldbuilding, ¿cómo vais a crear las estructuras de un mundo sin ser economistas, antropólogos y zoólogos? Leyendo.

¿Y cómo vais a leer sin no os dejan acceder a ese conocimiento? ¿O es que solo el historiador puede escribir novela histórica? (ya si eso otro día os cuento cuál es la opinión de X sobre los historiadores que escriben novela histórica...)


Voy a dar por concluida la entrada, antes de que se me tilde de catastrofista. Ya advertí arriba que esto solo era una reflexión, sin más valor por sí misma que reflejar mi visión del mundo.

Sé que muchos no comprenderán por qué me altero, pero en lo personal me ofusca que el miedo de algunas personas a que yo lea depende de qué coarte mis posibilidades de hacerlo. 

¿Vosotros qué opináis? ¿Exagero mucho o solo tengo desconectados algunos cables de la realidad?

¡Nos leemos! ^^


8 comentarios:

  1. Ojalá exagerases, sinceramente. Por desgracia, también he visto ese comportamiento dentro de mi universidad. Aquí tenemos la suerte de que a la biblioteca puedes acceder tanto si eres estudiante o no y consultar las obras allí, aunque no puedas llevártelas a casa.

    En realidad, tal y como lo has descrito, creo problema de X es que presupone que todo el mundo es idiota y nadie fuera del mundo académico ha visto un libro (siempre clásico o consagrado por alguien respetable, por supuesto) y no saben de otra cosa que de "las novelas juveniles, que solo están para pasar el rato y no aspiran a nada", como dijo una profesora mía. Ojalá no me hubiera mordido la lengua cuando lo soltó.

    De todas formas, ya no me sorprendo. La pedantería en la universidad está a la orden del día.

    Buena entrada, como siempre. Hacía falta una reflexión así ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, a veces pienso que la cátedra te la dan con un pack de pastillas para ser pedante y despectivo con el resto de mortales.

      A mi biblioteca desconozco si se podrá acceder sin ser estudiante o docente, hay lectores de carnet para poder entrar, así que si dejan acceder será mediante burocracia, y no sé en qué condiciones, pues también necesitas estar acreditado para sacar libros fuera (y de tu estatus depende la cantidad y el plazo.

      Y por cierto, hiciste bien no replicando. Sinceramente, no vas a cambiar su manera de ver el mundo, y nos guste o no, nuestro futuro académico lo deciden demasiadas veces personas así. No vale la pena emprender una cruzada contra ellos, es mejor obviarlos y procurar no cometer sus errores.

      ¡Nos leemos! ^^

      Eliminar
  2. Uy, comprendo muy bien el motivo de tu enfado. He hecho la carrera de Historia y a los profesores no se les puede hablar de nada divulgativo si no quieres que te sonrían con condescendencia y rebajen de inmediato la importancia de los textos que no están a su «nivel académico». Lo mismo puede decirse de las novelas históricas (aunque en muchos casos comprendo su desdén, ya que se alteran demasiadas cosas y se mete mucha mierda para atraer al público), que miran con ojitos de desprecio.

    La verdad es que nunca he hablado con nadie sobre el tema de la restricción de información, quizá porque vivo cerca de una de las bibliotecas públicas más grandes de mi ciudad y tiene un poco de todo. No encontrarás nada especializado como en la Universidad, claro, pero en principio puedes encontrar lo que necesitas. Mi Universidad permite que todo el mundo entre (ahora, vete tu en un viajecito de más de 30 minutos hasta las facultades) aunque sólo los que tienen carnet pueden sacar libros. Al menos hay fotocopiadoras y relativas facilidades para escanear. No sé hasta qué punto los eruditos no quieren que se expanda el conocimiento como que simplemente consideran que nadie lo va a valorar como ellos (y en parte tienen razón, al menos en mi carrera, claro. Hay muchísimos textos que sólo se pueden entender o valorar tras un largo estudio y con un cierto bagaje intelectual) y, desde luego, se sienten superiores. Quizás también estén a la defensiva con adelantos como Internet, que es muy útil pero también hace que se expanda mucha información corrupta o incompleta y cansa (al menos en el caso de mis profesores) tener que ir corrigiendo de forma constante a gente que se ha formado su opinión sin haber consultado todas las variantes o los libros verdaderamente profesionales sobre el tema.

    En el caso de Historia (que sólo puedo hablar con seguridad sobre esta materia) estoy muy de acuerdo con que la tarea del escritor es transmitir conocimientos y respeto bastante a los divulgadores, porque los libros de profesores casi siempre son o demasiado caros o demasiado específicos en su vocabulario (además de aburridos) o las dos cosas. El conocimiento es de todos y hay que promover que la gente lea y aprenda pero es irónico que los prejuicios y la ignorancia se encuentran en todos los lados y en todos los casos.

    En definitiva, no creo que exageres y me parece normal que lo que dijo X te alterara. Es una pena que sea muy difícil hacer cambiar de opinión a gente así.

    ¡Un saludo!

    Atte. Rika.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que sea lo que dices, que están hartos de tener que ir rectificando a aquellos que se han formado una idea equivocada de la realidad por falta de profundización, pero quizás es la dificultad para acceder a esos libros profesionales lo que fomenta que ciertas consideraciones se asienten en el imaginario colectivo (en el caso de la Historia, considerar la Edad Media como una época oscura).

      Entiendo también que les indigne la novela histórica mal hecha (ojo, novela histórica, no ficción histórica: eso son dos cosas muy distintas), pero creo que, al margen de los "anzuelos" que se meten para pescar lectores, la desinformación por el motivo antes expuesto es lo que fomenta ciertas aberraciones (como balcones en el siglo XIV...).

      No sé, tal vez la nueva generación de historiadores seamos capaces de renunciar a nuestra pedantería en pro de la divulgación ^^

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  3. Hola! Primero que todo, lo más importante, sin lugar a dudas, es: Estás consciente de que al referirte a tu profesor como X, eso automáticamente de convierte en una mutante? Si extrapolamos eso a que eres una obsesionada con el Worldbuilding, cosa que te agradezco, eso implicaría a que eres una mutante capaz de crear mundos, lo significa que eres nivel Omega. Saldrás en la próxima película de X-men? xD

    Ya volviendo al tema. Buen artículo. Muchas personas temen que la población general suba a su nivel, pues eso les quitaría lo único de especial que sienten que tienen. Estoy de acuerdo con el acceso al conocimiento debería ser para todos, aunque en temas de ciencia la cosa es compleja con eso de ser gratuito. Las bibliotecas deberían no restringirse y ser gratis obviamente, incluso las especializadas. Si quieren ser rentables, entonces que permitan a las personas tener un acceso algo restrictivo como puedes acceder a tales materiales solo con supervisión de alguien del personal, mientras que si te haces miembro, puedes andar libremente. Algo así como las versiones gratis y las versiones pagadas de los servicios en internet.

    Crear información cuesta y debe ser rentable, sí, pero si los conocimientos se quedan estancados en sitios muy específicos, no sirven de nada. Algo que me pasaba de chico es que las bibliotecas que conocía eran limitadas y tenían libros muy generales. Para mi, aquello, era todo lo que se sabían, sin sospechar que habían muchos libros que no estaban en ellas. Si estas bibliotecas especializadas cierran sus puertas al pueblo, el pueblo se quedará con los textos más simples y no avanzará, pensando que es todo lo que hay. El que crea conocimiento lo hace para que llegue a todas las partes del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, ni mutante ni creadora de mundos físicos, lo siento XD

      Tienes razón en lo que dices, restringir el conocimiento no sirve de nada, aunque a veces parece que quienes lo han escrito estén más interesados en pavonearse que en divulgar... Catedrático y divulgación coinciden poco en la misma oración ^^'

      Eliminar
  4. Madre mía...
    No puedo explayarme mucho porque soy de ese grupo de persona que lee más blogs desde el móvil que desde el ordenador (y escribir mucho cuesta un poco más).
    Estoy completamente de acuerdo contigo. Por suerte hay universidades que no restringen el acceso a sus bibliotecas. Sí es verdad que si no eres estudiante o profesor o lo que sea vinculado, no puedes sacar ningún libro. Pero al menos puedes ir y buscar y consultar.
    Los libros están para leerse. Y, si puede ser, para que los lea el mayor número de personas posible. A nadie se le debería privar de la posibilidad de leer un libro.
    Y porcierto, no sé cuánto costarán los manuales de tu carrera (que no sé cuál es), pero yo que soy biólogo te digo que el más importante de Zoología no baja de los 200€.
    Un abrazo ^^
    (Perdona si hay alguna falta, cosa de escribir en el móvil, que a veces me equivoco tecleando)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilo, que tecleaste muy bien (responde desde un movil rezando para no cagarla). En Historia los manuales oscilan entre los 30 y los 120€, dependiendo de cómo de selecto y pedante sea el autor XD

      La verdad, parece que les moleste acabar con la ignorancia en el mundo, ¿tanto miedo tienen de verse mediocres?

      ¡Nos leemos! ^^

      Eliminar