Reseña: El silenciador

Porque el silencio es virtud... Y negocio.


BÁSICO

Título: El silenciador
Editorial: El Transbordador
Autor: Sergi Álvarez

EDICIÓN

Formato: Folletín
Nº de páginas: 35
Año de edición: 2017
Precio de compra: 4.20€ (0.75€ ebook)
(Puedes adquirirlo en book aquí)

PUNTUACIÓN: 4/5 



Hoy os traigo una novelita corta. De hecho, es tan breve que decir el título ya es casi spoilear hasta la mitad de la historia si darse uno ni cuenta. Lo cual, a su modo, tiene ciertas ventajas: ¿o acaso no apetece una historia que se lee en una tarde?


De hecho, este es el formato por el que apuestan en Ediciones El Transbordador desde su colección SOYUZ: historias cortas pero intensas que, por lo general, se salen un poquito de la norma.

El formato no solo es compacto y transportable, cosa que se agradece mucho, sino que tiene una estética muy cuidada tanto a nivel interior (texto en columnas) como exterior. De hecho, a mí me recordó a un folletín informativo de ambulatorio.

¿Veis? Folleto de ambulatorio

Centrándonos ya en la novela de Sergi Álvarez, autor conocido por otros títulos como Nunca digas vodka nunca jamás (Orciny Press), podría decirse que nos hallamos ante una mezcla extraña de Noir, Humor y Bizarro.

La historia, narrada en primera persona por el hideputa más grande que parió madre (después de *inserte aquí político a elección*), Andreu Montero, cuenta cómo un crápula y un inventor algo rarito se embarcan en la creación y venta de un producto revolucionario: el silenciador infantil.

Sí, hijos: la novela habla de cómo un invento de tele-tienda transforma el mundo en un lugar apacible y silencioso, sin el molesto lloriqueo de los niños... Hasta que las cosas se escapan de los cauces previstos por Montero.

El ritmo de la historia va como estos dos

Es una historia que recomiendo leer desde el humor, porque como te de por implicarte, vas a acabar muy cabreado. Sobretodo porque Andreu Montero es el tipo de tío capaz de ofender a todos los colectivos sociales en una sola frase.

Con una premisa que podría haber dado para una novela más larga, si bien tampoco hace falta, El silenciador es una de esas lecturas ideales para llevarse a la playa o devorar en el autobús de camino al pueblo.

La única pega es que la lectura de muchas ganas de hacerse con el invento... Y este aún no se ha patentado.


¡Nos leemos! ^^

2 comentarios:

  1. Una historia corta, en formato simple y con detalles de humor negro e inventos raros: me interesa. Me la apunto.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustan los relatos canallas, te va a ENCANTAR ^^

      Eliminar