Técnicas del Tarot para crear personajes


No siempre hacen falta grandes trucos para crear personajes originales. A veces basta con una baraja de cartas.

¿Y qué baraja puede ser más útil para crear personajes de fantasía que la también mística y mágica baraja del tarot?



Aunque cueste de creer, además de para leer el futuro, las cartas del tarot soy muy versátiles. De hecho, es la baraja que más técnicas permite a la hora de crear personajes.

Como vimos anteriormente, los naipes de la baraja española o las cartas de póquer tienen una aplicación reducida. Están muy limitadas por sus palos y el número de figuras es bajo.

En cambio cada carta del tarot nos ofrece miles de lecturas posibles. Eso nos abre todo un abanico de opciones y recursos para crear personajes. E incluso tramas enteras.

Pero lo primero es lo primero. Y antes de entrar a ver modos de usar el tarot para crear personajes, conviene empezar con familiarizarse con las cartas. Y sus significados.



Breve introducción al tarot

Lo primero que hay que saber sobre el tarot es que existen distintas barajas. De hecho, hay decenas de ellas. Pero no entraremos aquí a analizar cada uno de los tipos presentes. 

Entre otras cosas, porque pese a las diferencias que puedan tener en su diseño, la mayoría de barajas cuentan con las mismas figuras y palos. 

Y además, porque si tenéis a mano una baraja de tarot, aunque no sea una clásica, lo más probable es que se inspire en el Tarot Rider o el Tarot de Marsella, que son los más famosos.

En cualquier caso, la estructura básica de un mazo de tarot es la siguiente:

Arcanos menores: 56 cartas que se reparten en cuatro palos. Cuentan cada uno con numeración del 1 (As) al 10 y con cuatro figuras o honores (Rey, Reina, Caballero y Sota).

Los palos siguen el modelo de las barajas de naipes españolas, siendo estos oro/pentáculos, bastos/varas, copas y espadas. 

Aunque algunas variantes utilizan los palos propios del póquer (corazones, tréboles, picas y diamantes) estos son una minoría.


Arcanos Mayores: 22 cartas ordenadas del 0 al 21 en numeración romana. Son las cartas más interpretables de la baraja y representan a figuras o arquetipos. Cada uno cuenta con varios significados.

Y es que según si se hallan del derecho o invertidas, las cartas del tarot cambian su significado:


Significado de las cartas (clic para ampliar)

Por ser estas las cartas más legibles o "poderosas" del tarot, limitaremos a ellas este ejercicio de creación de personajes y tramas. 



Crear personajes con el tarot

Esta es la técnica más sencilla para crear personajes que puede hacerse con una baraja de tarot. Solo utilizaremos tres cartas, con las que vamos a definir a grandes rasgos cómo es nuestro personaje.

Con esta sistema no obtendremos información adicional sobre el pasado de nuestro personaje. Solo sobre cómo es y cómo actúa. Su carácter, vaya.

Esto nos servirá a largo plazo para encontrar la voz de este ser y mantener coherencia durante la narración. Veamos cómo se hace:




Como veis, es un sistema muy fácil. La carta central representa al personaje y a su actitud habitual. En este caso, al tratarse de El Loco, nos habla de un personaje aventurero, sin un rumbo fijo. Esto podría ser alguien despistado o algo despreocupado, por ejemplo.

La carta de la izquierda representa las fortalezas del personaje. En esta ocasión, las representa La Fuerza. Esto quiere decir que, ante la adversidad, nuestro personaje es capaz de tomar las riendas y mantener el control. Se crece en las situaciones difíciles, vaya.

En cambio la carta de la derecha nos habla de sus defectos, representados por Los Amantes. Esto indica que nuestro personaje es un poco enamoradizo, que se complica la vida en el ámbito de las relaciones o que tiene el amor como principal quebradero de cabeza.

Así que en resumen, tenemos a un personaje inestable y enamoradizo que se fortalece ante las dificultades. No es un mal candidato a protagonista, ¿verdad?



Creando grupos de personajes

Esto ya lo vimos con los naipes. Las cartas no solo sirven para definir a un personaje. Pueden construirnos a un elenco entero para que protagonice nuestra novela. Aunque esta técnica es un poco más compleja.


(clic para ampliar)

Para crear grupos de personajes utilizaremos cinco cartas, siendo la carta del centro la que represente a nuestro personaje protagonista. O al personaje entorno al cual construiremos al resto del elenco.


En este caso, el personaje principal sería un mago u hechicero, una persona joven y poderosa que tiene el control sobre su vida.

Las cartas inferiores representan la parte oscura, los opositores a este personaje. En el caso de la carta de la derecha, se trata del enemigo, el antagonista. Al ser La Torre, debemos interpretar a este enemigo como a un mal que ha demolido los cimientos de la vida del personaje. Por ejemplo, una calamidad mágica o una maldición.

Por contra, la carta de la izquierda nos habla de malas influencias. Estas no tienen por qué ser enemigas per se de este personaje. Pueden ser simplemente obstáculos que no le permitan avanzar.

En el ejemplo vemos que esta influencia negativa la ejerce La Justicia. Podemos leer esta carta como una figura de poder controladora que no deja avanzar al personaje. Un progenitor, una mentora severa...

Las cartas superiores son por oposición, las cartas positivas o amigas. La de la izquierda habla de los aliados o ayudas que el personaje puede recibir. En este caso, La Sacerdotisa. De modo que nuestro mago será auxiliado por una fuerza mística y poderosa. ¿Una diosa, quizá?

La carta de la derecha es La Emperatriz, una mujer sabia que, por la posición que ocupa, se convierte en la guía del personaje central. Podría en esta historia ser una abuela, una amiga o incluso la madre del mago.

Así pues, en esta historia, nuestro mago debe enfrentarse a una terrible amenaza. Para ello, contará con el apoyo de una diosa todopoderosa y de su sabia madre. Pero deberá hacer frente a su admirada maestra, quien no aprobará su decisión.

Aquí yo veo potencial para una novela. O como mínimo, para un buen drama de conflictos personales.



Articular una trama con el tarot

Pero no solo podemos crear personajes y elencos para nuestras novelas. El tarot se usa esencialmente para leer el pasado y el futuro. Y eso es algo que también podemos hacer con nuestros personajes.

Con una tirada, podemos construir la trama entera de un personaje, tanto su pasado como su futuro. Esta es la versión avanzada del tarotista-escritor ;)


(clic para ampliar)

Esta es la técnica más compleja de las vistas, así que atención a las cartas y la posición que ocupan.

De nuevo, la carta central será el protagonista. O en este caso, el personaje sobre cuyo destino queremos indagar. Aquí vemos El Carro, que significa control de la mente sobre las pasiones. Así pues, nuestro personaje es alguien de buen temple y equilibrio. ¿Os hace una heroica caballera?

La carta inferior habla sobre el pasado del personaje, sus orígenes o el entorno que le ha hecho así. La carta que ocupa esta posición en el ejemplo es La Muerte, la cual cosa nos habla del final de algo. Tal vez la familia de esta caballera fuera expropiada y ajusticiada.

La carta de la izquierda trata en cambio sobre el pasado reciente, las circunstancias previas a la situación actual del personaje. O en el caso de la escritura, los sucesos que hacen arrancar la trama del personaje. Siendo esta El Emperador, podemos interpretar que la caballera vivía con un mentor autoritario o violento, alguien poderosa que la hizo huir, por ejemplo.

En cambio, la carta situada a la derecha nos vaticina qué pasará en el futuro próximo con este personaje. Aquí vemos que esta posición la ocupa La Luna, carta que representa el engaño y en el peor de los casos, la traición. De modo que nuestra caballera sufrirá próximamente un desengaño violento. Quizás su orden de caballería, en lugar de apoyarla en su huida, trate de capturarla y entregarla.

Por último, la carta superior trata sobre el desenlace, el futuro a largo plazo. Por suerte para nuestra caballera, en este ejemplo esta carta es La Estrella. Se trata de una carta muy onírica, vinculada a los sueños y al cumplimiento de los deseos personales. Puede que pese a la traición y la huida, la caballera descubra que en realidad su familia no fue ejecutada y que puede reunirse con ella.

Esta historia es quizá un poco dramática, pero parece que gozará de final feliz. Y parece lo bastante prometedora como para intentar escribirla.


Como veis, las cartas de tarot son muy útiles para crear tramas y personajes. Y lo mejor de todo es que admiten múltiples tipos de tiradas, de más o menos cartas. Así que si estos ejemplos no os convencen, siempre podéis probar con  otras figuras, como La Cruz Celta. O incluso crear vuestros métodos propios.

Eso sí, tanto si aplicáis estas fórmulas como su usáis las vuestras, me gustaría conocer los resultados, ¿eh?


PD. Por si alguien se lo pregunta, las cartas de los ejemplos son las de mi baraja, el Tarot Thelema.


¡Nos leemos! ^^




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda que al comentar en esta página estás aceptando nuestra política de privacidad. Puedes obtener más información al respecto en el siguiente enlace:

http://escribeconingenio.blogspot.com/p/politicas-de-privacidad.html