Colores y significado: aprende a pintar tus historias


La diferencia entre un escudo blanco y uno negro puede desencadenar una guerra. Literalmente.

El mundo está lleno de colores, y nuestros mundos de fantasía también deben estarlo. El color es un elemento de suma importancia, sobretodo en las descripciones, ya que no solo permite al lector hacerse una imagen clara de lo que el escritor le está mostrando, sino que a nivel subconsciente está revelando información de sumo interés, desconocida a veces por el propio escritor.

Sí, nos guste o no, el ser humano asocia valores al color: emociones, sentimientos e incluso condiciones morales. Evidentemente, éstos significados pueden variar en base a la cultura de los distintos lugares del mundo, pero salvo algunos casos, la vinculación color-valor permanece inalterada. Y es una buena manera de dar profundidad a nuestras historias, sobretodo para los fans del simbolismo =)


Hay muchos estudios realizados sobre la psicología del color, y también sobre el color en la literatura. Yo voy a basarme en las teorías expuestas por la Dra. Irune Labajo para explicar la incidencia del color en la literatura (os dejo el enlace por si queréis leerlo entero).

Según la doctora Labajo, el color incide en la literatura de tres formas distintas:


1. Como reflejo del mundo


Los colores se asocian a las estaciones, la temperatura y la atmósfera correspondiente a cada momento. Establecen valores universales que tanto el escritor como el lector identifican con facilidad. Así, las noches son frías (añil, blanco, gris) y los otoños cálidos (naranjas, rojos, ocres...).


Ejemplo de paletas cromáticas universales: las cuatro estaciones

A parte de servir para pintar en la mente del lector los escenarios de nuestros mundos de fantasía, estos valores (primarios podríamos decir) de los colores también nos permiten crear contrastes.

Ej. Las mejillas sonrosadas de la niña que camina por la nieve
Aquí el rosado da sensación de calidez y de vida en mitad de un paisaje nevado y frío, pone en relieve la vitalidad del personaje.


2. Como representación de sentimientos


El color también aparece en la literatura como manifestación de sentimientos y emociones, de hecho, este es su uso más frecuente, y los poetas suelen ser grandes maestros del uso del color como representación de las pasiones humanas.

Todos asociamos inconscientemente colores con emociones y sentimientos: la paz es blanca, el amor rojo, la vergüenza rosada... Y así una lista infinita. 

Muchas veces, estas asociaciones han dado lugar a expresiones recurrentes que suelen aparecer en la literatura. Por poner un par de ejemplos:
-Ponerse rojo de ira.
-Ponerse verde de envidia.


3. Como muestra de la diversidad


Este quizás es el punto más interesante, donde el color pasa a mostrarse como representación de la diferencia, no ya del contraste, sino de la pluralidad del mundo

Los mejores ejemplos de este uso del color los solemos encontrar en los cuentos infantiles, donde no son inusuales las apariciones de animalitos de colores chillones que destacan y son blanco de burlas hasta que finalmente se aceptan a sí mismos y son aceptados por los demás.

¿Y cómo puede el escritor de fantasía sacar partido a este tercer uso del color? Muy simple. Puede usarlo para mostrar un mundo plural, para marcar las diferencias culturales entre los pueblos, y para romper roles preestablecidos. A continuación unos ejemplos:

a) Los habitantes del bosque visten de verde, y los de la ciudad de color malva: Mundo plural.

b) En el reino del norte, los reyes visten de rojo, pero en el imperio del oeste, el rojo es el color de los mendigos: marcar las diferencias.

c) Las mujeres de las islas se tiñen el pelo de azul. Pero Ana, la protagonista, decide teñirse de rojo, el color de los varones: romper roles establecidos.


Aclarado esto, quiero haceros un pequeño obsequio en pago por la paciencia de haber llegado hasta aquí a pesar de la brasa que os acabo de dar XD

Como compensación, aquí os dejo una chuleta de esas que nos gustan a todos con los colores más usuales y su significado (y también algunas excepciones culturales). Espero que os resulte de ayuda.

Rojo: El color de las emociones violentas. Se asocia a la fuerza, a la vitalidad y a la sangre; también a los sentimientos pasionales como la ira y el amor.

Azul: Es el color de la calma. Se asocia a la tranquilidad espiritual, al frío y a la serenidad. Representa equilibrio y estabilidad.

Amarillo: El color de la energía. Representa la vitalidad de la juventud y, a la vez, la contraparte negativa de la luz. En algunas culturas se lo vincula con el poder.

Verde: El color de la naturaleza. Se asocia al frescor, a la vida y al lado salvaje de las cosas. En sus vertientes más oscuras está relacionado con el poder desatado de las fuerzas naturales.

Violeta: Color del poder, de la vanidad y de la elegancia. Es también el color del misterio y, en algunas culturas, de las fuerzas ocultas. 

Naranja: Es el color de la juventud. Mezcla de rojo y amarillo, matiza los valores de ambos y los suaviza.

Rosa: El color de las pasiones suaves. Mezcla de blanco y rojo, representa las emociones puras y la calidez. Es el color de los sentimientos cándidos.

Blanco: El color de la paz y la pureza. Se asocial al invierno y a todo aquello que está sin mácula. En algunas culturas orientales, no obstante, es símbolo de muerte.

Negro: El color de la muerte y de aquello que está oculto. Es un color con connotaciones muy negativas en occidente. A la vez es un color sobrio y elegante, también vinculado al poder.


Y a grandes rasgos éstos son los colores básicos de la paleta de un escritor. Existen no obstante infinidad de matices y otros muchos colores que no he mencionado, cada uno con sus correspondientes significados, encontrar una paleta más completa está a un clic de vosotros.

El uso de los colores a la hora de escribir os permitirá introducir emociones, crear atmósferas y evocar sentimientos de forma más realista. Además, los colores permiten jugar con el simbolismo y vaticinar ciertos eventos futuros.

Ej. Que el protagonista vea un cielo completamente negro y sin estrellas puede ser presagio de un terrible acontecimiento.


Con esto culminamos la entrada de hoy. Espero que este artículo os resulte de utilidad a la hora de crear atmósferas que complementen vuestros mundos de fantasía y os ayuden a causar en el lector las emociones deseadas.

Antes de despedirme, no obstante, os quiero preguntar: ¿sois monocromos a la hora de escribir o abusáis del color?

Espero vuestras respuestas en los comentarios (junto con un par de tomates por cansina). ¡Nos leemos! ^^'

2 comentarios:

  1. ¡Buen artículo! A menudo la gente se olvida del color y lo importante que es, aunque lo realmente bonito es cuando no te das cuenta de que el escritor está usando colores para evocar sensaciones y funciona de forma sutil. Personalmente no lo uso demasiado, quitando para algunas descripciones concretas, así que es un buen toque de atención.
    Muchas gracias por la chuleta, será de utilidad~

    ¡Viva el Azul!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los colores son uno de los aspectos más sutiles y subjetivos de un texto, y también de los más versátiles para un escritor que quiere expresar sin decir nada. Me alegro de que el artículo te haya servido ^^

      Eliminar