Reseña: Momias y embalsamados

¿Si te digo que voy a hablarte de momias sin mencionar Egipto me creerías? 

Grrr... ¿Cómo no morirse por sus huesos?
BÁSICO

Título: Momias y embalsamados.
Editorial: Hermenaute.
Autores: Víctor Blanco, Daniel P. Espinosa, Jesús Gordillo, Luis Guallar, Jorge P. López, Guillermo Tato, Lluís Rueda.

EDICIÓN

Formato: Rústica.
Nº de páginas: 190.
Año de edición: 2015.
Precio de compra: 13,99€.
(Puedes adquirirlo aquí)

PUNTUACIÓN: 4/5 




Con esta antología de relatos se estrena la Editorial Hermenaute, una editorial independiente creación de Lluís Rueda, quien además es escritor, crítico de cine... Una máquina, vamos. 

Momias y embalsamados, con este sugerente título, estrena la colección Caronte, que como su propio nombre indica, tiene intención de acoger en su seno obras de terror/thriller desde una perspectiva poco convencional, a juzgar por su primera novela. Pero ¿qué es lo que hace tan especial a esta antología? Vamos a verlo.

Al margen de la bellísima portada, obra de Alberto Rodríguez Modolell, que puede hacer que te plantees la necrofília de otra manera, este pequeño alberga en su interior no menos de siete historias sobre momias en un intento por recuperar ese gustillo por un elemento tan presente en nuestra mitología, por ese ser de ultratumba cotidiano. Permitidme que cite un fragmento del prólogo, escrito por Lluís Rueda:

"Ver a un vampiro o un hombre lobo no es probable. En cambio, si uno se da un paseo por el Brithis Museum o el Museo Egipcio de Turín, tarde o temprano dará con una momia real en todo su esplendor".

Lo rompedor de la antología, compuesta íntegramente por autores españoles, es que ninguno de estos relatos se basa en las ya manidas maldiciones egipcias. No, amigos míos, Tutankamon pasó a mejor vida (nunca mejor dicho), así que antes de abrir el libro os recomiendo libraros de toda idea preconcebida que tuvierais sobre las momias y prepararos para un viaje por el primitivo terror que despiertan esas criaturas tan comunes y cercanas. 

Es imposible que no os enamoréis de al menos uno de los relatos, porque la manga ancha de la que han disfrutados los autores ha permitido la coexistencia en esas casi doscientas páginas de un distópico futuro cyberpunk con el terror costumbrista, por poner un ejemplo. 

¿Os pica la curisidad? Pues vamos a perturbar la paz de estos siete relatos.

1. El señor de la Nada, de Víctor Blanco


Van un andaluz y dos castellanos por el desierto. No, no es un chiste malo, es el inicio de un sufrido viaje por el desierto de Atacama que te deja con la boca seca. En este relato Víctor Blanco nos arrastra a seguir a Sebastián y al resto de exploradores castellanos y a compartir su angustia en ese infierno desolado. Y es que la conquista de las Índias no fue nunca un camino de rosas...

2. Cuerpo de niña, de Daniel P. Espinosa


El relato más perturbador de la antología según mi criterio, no apto para mentes sensibles. Daniel P. Espinosa decide jugar con la moral de sus lectores y sumergirlos en la vorágine de asco, desesperación y perversidad que es la mente de un viejo doctor torturado con un modo de sobrevivir que sobrepasa cualquier límite en un ambiente cyberpunk difícil de describir.

3. En el nombre del musgo, de Jesús Gordillo


Con este relato costumbrista Jesús Gordillo nos presenta a un irreverente bandolero dispuesto a todo que, por azares del destino, da con sus huesos en una taberna castellana donde nada es lo que parece. Las descripciones son preciosas, el ritmo constante, pero lo que te atrapa es su protagonista: Sebastián los tiene tan bien puestos que es capaz de arrear con lo que le echen. Incluso con un engendro sin brazos.

4. Papel Maché, de Luis Guallar


¿Hay algo más inquietante que la casa de la risa de un viejo y mal cuidado parque de atracciones? Que se lo pregunten al bueno de Sammy, el holgazán, drogadicto y colgado que Luis Guallar ha designado para protagonizar esta historia, donde lo realmente inquietante es la perversión humana. Relato de corte tradicional, escrito y descrito con tal mimo que lo convierte en el relato más angustiante de la antología. ¿Te atreves a compartir la impotencia de brillar en la oscuridad hasta que pase el tren?

5. Carcasa, de Jorge P. López

Relato de interpretación libre en el que Jorge P. López nos presenta a un joven amnésico que se enfrenta a un misterioso e inquietante doctor en un interrogatorio que jamás termina. Si lo que buscas es claridad, olvídate de esta perversa pesadilla onírica donde el protagonista trata de descifrar qué pasó aquella noche en el hotel.

6. Descenso a Duat, por Guillermo Tato


No hay nada más irritante que un obseso, pero cuando éste obseso es periodista y además está desesperado por entrevistarse con un asesino misterioso la cosa cambia. En este relato Guillermo Tato nos invita a seguir las pesquisas de Carlos en un mundo subterráneo fuera de toda lógica que le van a permitir redactar su soñado artículo... O tal vez no.

7. Expedición Newton-Jenney, de Lluís Rueda


Además de encargarse de la edición, Lluís Rueda cierra esta antología con un relato de su pluma basado en la expedición en busca de oro llevada a cabo en las Black Hills en 1875. Una historia dentro de una historia, y un comerciante con una pieza única en su viejo carromato.¿Quién dijo que en el Oeste no había momias?


Después de este repaso, ¿aún no estáis convencidos de que este es el regalo de Navidad que estabais buscando? Venga hombre: momias, terror, gore y perversión, ¿qué más queréis? 

Va, no os hagáis de rogar y corred a cualquiera de las librerías donde tienen esta joya embalsamada. ¡Nos leemos!


4 comentarios:

  1. Gracias por leernos, y por una reseña elaborada con tanto cariño. Parece ser que te ha gustado, algo que alegra, y no precisamente poco, al que escribe estas líneas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, hombre. Es lo mínimo después de haber disfrutado de un libro tan bueno. ^^

      Eliminar
  2. Muchas gracias por tu estupenda crítica Alister.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de qué. A ti por haber dado vida esta antología, y a todos lo autores participantes, claro.

      Eliminar