Lo que un escritor puede aprender de Pokémon GO



Porque un escritor puede y debe aprender de TODO.

Sí, también yo os voy a hablar del juego de mil infiernos que ha vuelto más loco al mundo en pocos días. Antes de empezar, sin embargo, me gustaría dejar claras dos cosas:

1. Salvo por la reducción de contaminación acústica en mi vida que ha supuesto el lanzamiento del juego (vivo cerca de una plaza, y ahora los niños no juegan ni alborotan), me declaro poco entusiasta del mismo.

2. Como veo muy estúpido ir comiéndose las farolas por la calle, todo lo que mencione del juego en cuestión lo conozco por el asesoramiento de mi hermana pequeña y de los muchachos a los que doy clases de repaso, así que ruego que los jugadores me disculpen por los errores que seguro voy a cometer.

Y ahora que he dejado claros mis principios, veamos cómo puede Pokémon GO ser un maestro para los que quieran dar su vida a la escritura:


1. No te quedes parado


Si algo ha tenido bueno este juego, ha sido el obligar a miles de personas a abandonar el sedentarismo y echarse a andar (sí, pegados a una pantalla, pero bueno...).

También los escritores debemos sacudirnos de encima la pereza y ponernos a trabajar. No importa si tienes un bloqueo o "estás falto de inspiración", no dejes de trabajar.

Como no me cansaré de repetir, escribir no es solo darle a las teclas, también hay que documentarse, hacer escaletas, diseñar los mapas... Existen infinidad de pequeñas tareas más allá de la escritura, así que cuando te abandonen las ideas, muévete y pon tus esfuerzos en documentarte o corregir.

2. La búsqueda es constante


No todo es cazar pokémons en este nuevo juego, para poder seguir avanzando, los jugadores deben visitar áreas de aprovisionamiento y gimnasios para seguir progresando en su carrera como entrenadores.

Como escritores, también nosotros debemos levantarnos de vez en cuando de nuestro espacio de trabajo y salir a proveernos de recursos que nos permitan avanzar.

Tanto da que vayas a la biblioteca, a charlas, que participes en concursos y ejercicios, o que te apuntes a cursos (presenciales o no). Se trata de seguir mejorando y ampliar nuestros conocimientos. Leer, escuchar a otros y practicar son clave para mejorar como escritores.


3. Evoluciona


Como cualquiera que conozca el universo sabrá, acaparar a esas criaturas carece de utilidad si no eres capaz de entrenarlas para que den lo mejor de sí y evolucionen.

La misma premisa es válida para los escritores. No basta con terminar una novela y revisarla: hay que innovar y evolucionar.


Evolución de charmeleon a charizard

Supongamos que eres un talentoso escritor de novela romántica con tres novelas en el mercado sobre jovencitas de buena familia que se enamoran de calaveras reformados. La misma fórmula tendrá validez solo unas pocas veces, luego tu público se cansará.

Y no solo eso: si te pasas la vida repitiendo lo mismo una vez tras otra, corres el riesgo de estancarte y abandonar la escritura (tal vez no para siempre, pero la inconstancia al escribir SE PAGA).

Para evitar caer en el hastío por repetición tienes que salir de tu zona de confort y probar cosas nuevas. Si no te atreves a un cambio radical (pasar de romántica a terror, por ejemplo), trata de buscar un nuevo enfoque.


EXTRA: Consigue su complicidad


Es absurdo negar que lo más asombroso de Pokémon GO ha sido su absoluto y arrollador éxito cuando lleva apenas una semana en funcionamiento. ¿Sabéis a qué se debe?

Pues entre muchos otros factores, a la complicidad del público. No seamos tontos, si lo pensamos con frialdad, estamos hablando de un juego que nos hace corretear por las calles para atrapar monigotes que están en nuestras pantallas. ¡Es ridículo!

Y sin embargo, si preguntas a cualquiera que juegue o haya jugado, te dirá que eso ya lo sabe, pero que realmente no le importa, y el motivo es que los creadores del juego logran apelar a la imaginación de su público y hacerlo partícipe del juego, de la broma.


Así decide verlo el jugador ^^

Al margen de lo nostálgicos de su infancia que puedan sentirse, todos los usuarios saben que los pokémon no existen, saben que solo es un juego, y a pesar de eso seguirán saliendo a la calle a hacerse con todos por el simple hecho que han decidido formar parte de la aventura y "creérsela".

Tú como escritor debes buscar esa complicidad del público, lograr que sean partícipes de la historia y hacerlos sufrir por los personajes, hacer cachondeo sobre qué diría tal en X situación, utilizar las frases recurrentes...

No aspires a un fenómeno de masas como Pokémon GO o el propio Game of Thrones (aka Canción de Hielo y Fuego), donde todos conocemos los lemas de la mayoría de casas y sentimos afinidad por una o por otra, pero sí tienes que lograr que al menos un pequeño público fiel decida creerse tu historia y hacerla suya.

No es una utopía, se puede conseguir, y para muestra un botón: 

Si yo dijera por Twitter: "ante un mal mayor y uno menor elijo no elegir ninguno", los fans de Geralt de Rivia asentirían (y hasta darían RT).

Y lo mismo pasaría si proclamo a los cuatro vientos "¡Corta, Cortador!" o "Menos ve un ciego", por poner ejemplos más cercanos y a pequeña escala (de momento).


Con todo esto me despido por el momento, satisfecha de haber hecho una entrada de lo más friki y esperando que estas recomendaciones hagan de vosotros unos grandiosos entranadores... digooo, escritores ^^'

¡Nos leemos!


2 comentarios: