¿Hay variedad en la fantasía nacional?




Porque nuestro mercado literario es muy rico, y ya es hora de reconocerlo.

En la entrada de hoy no encontraréis consejos, trucos, ni worldbuilding, solo la conclusión a la que llegué tras una conversación con una amiga: ¿existe variedad en la fantasía española?

Según mi amiga, es prácticamente imposible leer durante un año sin apenas moverse del panorama nacional. Afirmó que no hay suficientes escritores de fantasía españoles, que los que hay se centran en la novela juvenil, y que por eso se lee a autores extranjeros mayoritariamente, porque no hay oferta suficiente y variada.

En ese momento no supe bien qué responderle, porque si bien es cierto que hay bastantes autores españoles, si entras en una librería el catálogo suele ser favorable a la publicación extranjera.

Y no hablemos ya de la paridad entre sexos, porque si no fuera por las pequeñas editoriales (cuyo trabajo a veces es minusvalorado injustamente), que apuestan por la igualdad en las publicaciones, el mercado literario (y sobretodo el de género fantástico) sería, como dijo Doña Sierpe, un campo de nabos.

Pero volvamos al tema de la diversidad, que me enciendo y me voy por las ramas. Unas ramas muy interesantes, pero mejor tratarlas en otra ocasión ;)

Bien, tras la conversa con mi amiga, lo primero que hice al llegar a casa fue echar un vistazo a mi lista de lecturas (o lo que es lo mismo: Goodreads). ¿Adivináis lo que vi?


15/22 de mi reto de lectura para 2016

Exacto: de los quince libros que llevaba leídos este año, once pertenecían a autores españoles, y ocho de ellos eran fantasía-terror (nueve si incluimos a Pétalos de Acero, que a mi gusto es más noir que fantástica pese al steampunk).

Por lo tanto, podría decirse que llevo casi un año nutriéndome casi exclusivamente de fantasía nacional. Y no he muerto

Además hay variedad, y exceptuando Sueños de Piedra, que es Young Adult, el resto es novela de género adulta. Hay pues fantasía española más allá del juvenil, y para todos los gustos. Ah, y que no se me enfurruñe nadie, que no estoy en absoluto menospreciando la novela juvenil ni el YA.

¿A dónde quiero llegar con esto?

Bueno, parece obvio: sí existe una generosa oferta de fantástico adulto nacional, pero por alguna terrible razón, las grandes editoriales con poder de distribución han decidido no apostar por él

Volved a mirar la lista, veréis que el grueso de mis lecturas lo editan sellos pequeños como Hermenaute, Ronin Literario, Hiboria, o directamente se han auto-publicado (como la nueva edición de Los Que Ignoran).

Este hecho, que no es en absoluto negativo, pues demuestra que hay un interés por mantener viva una literatura de género diversa y de calidad, tiene por otra parte un factor negativo: por mucho esfuerzo que pongan estos pequeños sellos, la distribución en grandes librerías es complicada.

Los que vivimos cerca de Barcelona tenemos nuestro templo en Gigamesh, donde suelen llegar (a veces de la mano de voluntariosos autores) bastantes de estas obras nacionales, pero en el resto del territorio, la distribución puede no resultar sencilla. 

Y a mayor número de trabas, más desconocido es el trabajo de estas editoriales y de sus autores.

De este modo, la titánica tarea de mantener a flote el fantástico nacional se va a la mierda, porque la percepción del gran público es que faltan autores, cuando lo que falla es la distribución.

Como cierre a esta breve reflexión, recuperemos la pregunta que planteaba al principio: ¿hay variedad en la fantasía nacional?

Desde mi punto de vista sí, la hay. Y de muy buena calidad. Lo malo, como ya he dicho, es visibilizarla.

Por lo tanto, si queremos que se deje de echar en falta a la fantasía nacional, es tarea nuestra darle un empujón: reseñando, compartiendo, puntuando en Goodreads, regalándola para Navidad... 

Y comprando en librerías más modestas, así, además de salvar de la extinción al librero (y reconocer la labor que hace al estar al día de las novedades para ofrecernos delicias nacionales), le damos un toque de atención a las editoriales grandes y a sus enormes distribuidoras.

Es la misma "solución" que presenté en Twitter para visibilizar a las autoras de género, y es aplicable a todo el fantástico español: Si la conoces, muévela, porque solo así llegará más lejos y se reconocerá el trabajo de autores y editoriales.

¿Y vosotros qué opináis?


¡Nos leemos! ^^

9 comentarios:

  1. Yo sí creo que hay variedad en la fantasía nacional, y que puedes pasarte un año entero, o incluso el resto de tu vida, leyendo solo fantasía nacional. Creo que tenemos muy buenos autores y muy buenas obras dentro del panorama nacional, tanto en editoriales pequeñas (que tienen mi más sincera admiración), como las grandes, Fantascy, por ejemplo.
    Yo creo que es importante apostar por la fantasía nacional. Era uno de mis propósitos literarios y para este año, y más o menos, lo estoy cumpliendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que hay que apostar por ella, tiene nivelazo y merece que se la conozca y reconozca ^^

      Eliminar
  2. En mi casdo, comento para dar difusión a dos novelas nacionales de fantasía que me han encantado. Y vienen con pluma femenina.

    Una de ellas es Araneida, una historia de cuentos de hadas desde una perspectiva oscura y (por encima de todo) trágica.

    https://www.goodreads.com/review/show/1698919304?book_show_action=false

    Y la otra una obra magna, de fantasía épica, escrita a cuatro manos (autor y autora) con un final que se cierra a pesar de las variadas subtramas con las que la novela cuenta. Es Erhis.

    https://www.goodreads.com/review/show/1466723534?book_show_action=false

    Ambas altamente recomendadas

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la parte que nos toca. Pero sobre todo, también agradecerte como parte de un colectivo más amplio, el de la edición independiente. Hermenaute, Orciny, Sven Jorgensen, Pulpture, Dlorean, Apache Books, Tierra de Letras, Kelonia, Dlorean, Sportula, etc., (y perdón de antemano si me dejo a alguien en la mención) están haciendo una labor increíble. Opino que se merecen todo nuestro apoyo y difusión, ya como autores, ya como lectores que disfrutan de la literatura de género que existe más allá de los grandes circuitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A vosotros por seguir publicando y a vuestros autores por escribir ^^

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo contigo. Como autora de fantasía adulta en español, que publica con editorial pequeña, los mayores problemas con los que me estoy encontrando son tanto la distribución (olvídate de que las grandes superficies te hagan ni puñetero caso) como la pasividad de los blogs literarios, que salvo honrosas excepciones, por lo general prefieren reseñar las novedades de grandes sellos editoriales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es triste, pero cierto: la distribución es un infierno para el autor y para la pequeña editorial :(

      Eliminar