Cómo hacer una buena reseña


Porque reseñar es tan difícil como parir una trilogía buena.

Una reseña es esa suerte de Santo Grial que el escritor busca como un desesperado. Todo aquel que escribe ansía ser reseñado en algún momento.

Y es normal, ¿a qué padre no le gusta que se hable de su hijo querido?

Pero muchas veces el escritor ignora el arduo trabajo que hay tras una reseña, sobretodo si en su página de autor no suele hacerlas. Pasa por alto la de horas (no ya de lectura) que hay que dedicarle. Y eso tampoco es justo.

Hacer una buena reseña es muy complicado, pero no imposible. Para aprender sobre el delicado arte de reseñar contamos hoy aquí con la presencia de Dalayn, también conocida como Doña Sierpe.

¡Un fuerte aplauso para su reptiliana señoría!


- Cómo hacer una buena reseña -


Qué sitio más encantador para salir del nido cada cierto tiempo. Muchas gracias a Alister por invitarme a su rinconcito, que sigo con ojo atento desde mi cubil. 

Hemos querido hacer un intercambio a ver qué tal nos sentaba el aire fresco y yo estoy encantada de poder contaros cómo hacer una reseña que pueda serviros como escritores y como lectores. 

En mi blog (ella es muy humilde, así que os dejo yo el enlace) comencé a hacer reseñas un poco a lo loco pero poco a poco, gracias a lo que fui aprendiendo de otros escritores y reseñadores, cogí una tónica un poco más seria y más analista que creo que retrata mucho mejor lo que me gustaría saber de un libro antes de leerlo.

1. Para hacer una reseña como escritor, tienes que leer como escritor


En realidad, si quieres ser escritor tienes que empezar a leer como tal. Más allá de los blogs especializados o de los cursos de escritura, es leyendo (y leyendo mucho) donde te vas a forjar como un buen autor

Haced caso a Dalayn, y de paso apuntáos al #LeoAutorasOct ^^

Apunta tanto lo que está bien como lo que no te gusta para no repetirlo en tus obras. Puedes utilizar un diario de lectura para ayudarte. Todo lo que apuntes te servirá luego para hacer la reseña.

2. Las reseñas van dirigidas al lector


Te sirve a ti como escritor, pero van dirigidas a otros lectores, sobre todo a aquellos que no se han leído el libro y buscan una opinión para saber qué se van a encontrar y si les merece la pena adquirirlo. 

Por tanto, utiliza un tono cercano y evita los tecnicismos si no quieres que salgan corriendo en busca de otra opinión (cual mariposa huyendo de una serpiente. Tenía que ponerlo). Intenta hacerla amena, asequible e interesante. Y sobre todo, intenta ser fiel a tu estilo. No hay nada mejor que la naturalidad para que alguien tenga en cuenta nuestra opinión.

3. Respeta


Da lo que quieras recibir. Aunque escribas una reseña negativa, debes ser respetuoso y constructivo. Si pierdes las formas el lector no te tomará en serio y el escritor de la obra no sacará nada que pueda ayudarle a mejorar.

4. Estructura


Este tiene todo que ver con el primer punto, pero quería desarrollarlo un poco. ¿De qué quieres hablar en la reseña? Puedes mencionar cualquier aspecto que te haya resultado relevante, pero no puedes olvidar aquellos aspectos esenciales para que alguien se decida o no a leer el libro:


Tomad nota,como este minino

*Tema. ¿De qué va la historia? ¿Cómo está se aborda? ¿Cómo está tratado?

*Trama. ¿Favorece el desarrollo del tema? ¿Hay tramas secundarias? ¿Están bien entrelazadas? ¿Cómo son el planteamiento, nudo y desenlace?

*Personajes. ¿Quiénes son los principales y secundarios? ¿Son planos o redondos? ¿Qué evolución tienen? ¿Son creíbles?

*Ambientación. ¿Está bien documentada? ¿Está bien trabajado el worldbuilding? ¿Cómo evoca la atmósfera el autor? ¿Influye en la narración?

*Estilo. ¿Es un estilo sencillo o barroco? ¿Tiene un ritmo fluido? ¿Abusa de coloquialismos? ¿Crees que necesita una corrección? (aunque se supone que lo que se publica, ya sea en editorial o no, debería pasar por las manos de un corrector, es mucho suponer. Encontrar un texto plagado de erratas, comas en lugares indebidos y rayas siguiendo normas no escritas no es tan raro).

Puedes incidir más en algunos temas como el tratamiento de los personajes femeninos o investigar sobre el contexto del autor para ver qué influencias tiene en la obra (seguro que te sorprende). Tampoco está de más hablar la parte física del texto: papel, cubiertas, portada, tipografía, márgenes, maquetación (muchos de estos aspectos también son importantes en el libro digital, no lo olvides).

5. Justifica tu respuesta


Argumenta tu reseña e intenta hacerlo destripando lo menos posible la obra (o si prefieres hacerlo, avísalo antes al menos). Debes apoyar tu opinión en ejemplos para que sea tenida en cuenta. 

Algunos podemos tener percepciones diferentes de un mismo elemento narrativo (un personaje, por ejemplo), así que tienes que explicar qué te ha llevado a sacar esas conclusiones en concreto. Eso sí, intenta no ser pedante, al fin y al cabo…

6. Es una opinión


Como he dicho, cada uno podemos tener una percepción distinta de la obra. ¿No te has encontrado nunca una novela cuyos lectores la aman o la odian? Aunque analices un libro con ojo crítico, hay aspectos que serán menos objetivos que otros (y no, no es fácil distinguirlos). 


Poneros gafas no os ayudará, ni os quedarán tan bien como a ella

Pero todo es cuestión de práctica. Cuanto más leas y más reseñes más fácil lo tendrás para separar tu análisis objetivo de la subjetividad con la que puedes juzgar la obra. Aunque muchas veces nunca es suficiente. Porque no tenemos la verdad absoluta.


7. Lo subjetivo también importa


Una obra puede tener más aspectos positivos que negativos y aun así, que no te guste. O tener un montón de errores y que te arrebate el corazón. 

Aunque has de tratar de ser objetivo, también es importante analizar por qué te ha gustado o no la historia. No solo porque al lector le interesa, sino porque eres el primero que tiene que averiguar cómo conseguir o evitar ese efecto en tus propias obras. 

Puedes dedicar un apartado solo a tu opinión personal o incluirla en cada parte analizada de la obra, pero deja claro que es tu subjetividad la que está hablando.

8. Cuidado con las falsas expectativas


Vas a reseñar el libro que has leído, no el que creías que ibas a leer (parece una obviedad, pero lo he encontrado en alguna ocasión). 

Un worldbuilding creacionista no tiene por qué estar mal, por mucho que seas un acérrimo defensor de la evolución. Que no haya acción no significa que la historia sea aburrida, por muy fan que seas de Fast and Furious.


Sabiendo que existen pelis para amantes del terror y el romanticismo...

Eso entra dentro de lo subjetivo, y aunque importa, ya hemos dicho que debe ser tratado aparte. Pero si crees que las falsas expectativas las crea el propio libro en la información previa que te da (por ejemplo, si hay un tórrido romance y en la sinopsis ni se menciona la palabra amor), denúncialo. Otros lectores te lo agradecerán.

9. La conclusión como broche final


¿Verdad que el final de un libro influye mucho en la opinión que tenéis de él? El final de una reseña también es importante, es lo último que se lee (claro, Sierpe, es el final) y lo que queda más retenido en la mente del lector. 

Así que debemos aprovecharlo para resumir los aspectos más importantes de la novela, sus puntos fuertes y sus puntos débiles, así como la impresión general que nos ha dado (seguro que esto ya os lo decían al hacer redacciones en la escuela).

10. Sé honesto


No trates a los lectores de tontos, ni en una historia ni en una reseña. Porque tarde o temprano te pillarán y no será agradable. 

Por eso es importante que las falsas expectativas no las crees tú al reseñar una obra. No pienses en el autor (aunque lo respetes) ni en la editorial, piensa en el lector

Aunque tu opinión sea negativa, si está bien argumentada, el lector te lo agradecerá, volverá a leerte y nadie podrá reprocharte nada (y si lo hacen, no están actuando como deberían, pero eso lo explica Alister en la otra parte del artículo).

¡Y esto es todo! Espero no haberme alargado demasiado y que os sea útil. 

He de decir que lo de leer como escritor para reseñar también se da a la inversa: para hacer una buena reseña te obligas a fijarte en aspectos que son importantes como escritor. Así que es una buena manera de aprender. 

Si queréis ahondar más os aconsejo echarle un vistazo a la guía de Sinjania, donde se explayan mucho más en los aspectos que he comentado y en otros que me he dejado en el tintero. ¡Nos leemos!



Y hasta aquí lo que se daba.

Muchas gracias a Dalayn por su tiempo y por el pedazo de tutorial que nos ha dejado. Ahora sí que no tenéis excusas para no reseñar (o para no apreciar ese trabajo).

¡Nos leemos! ^^



Dalayn
Lectora por vocación. (Medio) arquitecta por amor al arte. Soñadora de mundos y hacedora de historias. Escribo porque me hace feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario