Reseña: Historia de un revólver

Mucha pólvora, muchos disparos y muchas hostias. Y desierto. Mucho desierto.


BÁSICO

Título: Historia de un revólver
Editorial: Ronin Literario
Autor/es: Luis Guallar, Víctor Blanco, Jaume Vicent, Daniel Aragonés, David Tourón, Adam Espí.

EDICIÓN

Formato: Rústica
Nº de páginas: 276
Año de edición: 2016
Precio de compra: 16,00€
(Puedes adquirirlo aquí)

PUNTUACIÓN: 4/5 




Mi blog empieza a parecer un saloon con tanto polvo y pistoleros paseándose por aquí últimamente. Pero francamente, no me importa que así sea si es para reseñar un libro tan intenso como este. 

Aviso que la reseña tendrá spoilers (anunciados en rojo), pero aún así, os invito a dar un paseito por el Viejo Oeste. Ah, pero el agua la ponéis vosotros, ¿ok? ^^


Historia de un revólver, del que ya os hablé hace unos meses, cuando se iniciaba su campaña de verkami, es un proyecto de Ronin Literario basado en una idea de Sergio Leone.

El sueño del señor Leone era contar la historia del Oeste Americano a través de un Colt Peacemaker (el revólver más famoso del Oeste, para los ajenos al tema). 

Y eso es precisamente lo que el lector va a encontrar en este libro: seis relatos que siguen la pista de un bello revólver que recorre ochenta años de historia pasando de mano en mano.

Varias horas de lectura intensa con descripciones que transportan a quien se sumerge en sus páginas al Viejo Oeste. Todos los relatos presentan un ritmo constante y destacan por su plasticidad, casi filmográfica.


La bandida Yeye-san ya se lo ha agenciado ^^'

Y si todo esto no os basta, dejaos encantar por la maravillosa portada, obra de Aina Albí, y que no tiene nada que envidiarle a los antiguos carteles de las películas del Oeste (sí, los de technicolor...).

A continuación destriparemos los relatos uno a uno, así que si no sois lo suficientemente valientes, no os atreváis a cruzar...



LA FRONTERA DEL SPOILER


Venga, los aguerridos lectores que aún están por aquí, poneos cómodos que esto nos va a llevar un ratito (sobretodo porque me emociono con el análisis y no me callo... ^^').



1. ¡Vacía tu tambor, Tucson! (9/10)


Este es el relato clásico, obra de Luis Guallar. El escenario de este relato es el ficticio pueblo de San Tuco (Arizona), y el protagonista es Tucson, un bandido que regresa a su añorado pueblo tras unas largas vacaciones en prisión.


San Tuco, el patrón del pueblo (su hermano lo debió beatificar...)

¿Y qué encuentra el pobre hombre en ese minúsculo amasijo de población en mitad de la nada al que él llama hogar?

Pues muchas sogas. Y a sus hombres colgando de ellas. Tras una escena tan conmovedora como impactante, ya sabemos por donde irán los tiros (ja ja ja): he aquí una historia de venganza.

Y vaya si se venga...

En este relato vemos disparar por primera vez el Peacemaker, un revólver como muchos otros, que acabó siendo robado por Tucson de las manos de ingenioso vendedor de armas de fuego.

Sí, estimados lectores: el primer propietario del revólver fue un forajido, y su primera misión, una venganza.



2. Pedazos (8/10)


Este tal vez sea el relato con un ritmo más calmado... hasta la tercera página. Víctor Blanco traslada a los lectores a una aburrida y estrecha diligencia, donde un hombrecillo miserable, un mestizo y la sureña Vivian Grace se ven obligados a compartir espacio.


Este relato yo lo leí en blanco y negro

Por suerte, en seguida llega la banda de Baxter para asaltar la diligencia y librarlos de semejante hastío de viaje. Aquí encontramos de nuevo al Peacemaker, esta vez en manos del mestizo Henry Vargas.

Lo que Baxter y los suyos no esperan, es que el peligro más grande no viene de Henry ni del otro aterrorizado hombrecillo al que abandonan en el desierto... Sino de la belleza de cabello dorado a la que (pobres ilusos), quieren violar.

Este es un relato que juega con la ira del lector. Víctor Blanco procura que llegues al clímax del relato bien cabreado, para que sientas con el mismo placer que Vivian cada maldito disparo del revólver encastándose en la carne de esos hijos de perra.

Un western en femenino con una protagonista a la que todas las mujeres que lean el relato amarán locamente (o al menos a mí me ha pasado).



3. El clan de la montaña (8/10)


Y pasamos de la sequedad de New Mexico para sumergirnos en la helada frontera de Canadá por obra de la pluma de Jaume Vicent. El nuevo propietario del revólver es un antiguo soldado de la guerra civil manco, Booker Hallister.

El buen hombre, tras perder la oportunidad de enriquecerse cazando a Baxter por culpa de la señorita Grace, se apodera del revólver que ella dejó abandonado y se dirige a las montañas persiguiendo a un demonio con piel de hombre.

Pero él solo no bastará para vencer al terrible Elijah, un hombre con más gusto para la cocina que para la higiene personal, y su terrible prole. Se verá obligado a trabajar junto con el también soldado, John Lee Hook. ¿La pega? Que Hook es un confederado.


Elijah fue su maestro de gastronomía fijo

Sin embargo, ambos deberán trabajar unidos para acabar con Elijah y la amenaza que este representa. Este es, y lo digo sin miedo a equivocarme, el relato que más tripas revuelve de todo el libro

¿Qué esperar de Jaume, sino terror, asco y miedo bajo el frío?



4. Cinco balas de plata (7/10)


El preciado Peacemaker se ha convertido en la reliquia de la familia Lee, y por ella se pelean dos medio hermanos: John Lee Jr, el heredero legítimo, y el Flaco, el bastardo.

Daniel Aragonés presenta en este relato a un hombre que solo lo es de nombre, a una bestia implacable que se mueve con un revólver vacío que ansía ser llenado de nuevo.


La persona con más trabajo en este relato

Las ansias de disparar de El Flaco solo son comparables a las de su medio hermano, el poseedor de las cinco balas de plata destinada al revólver.

¿El objetivo?

Vengar la muerte injusta de su padre y recuperar el legado familiar de manos de sus cinco cobardes usurpadores. El relato de una venganza servida fría que se desenvuelve al ritmo de una pala cavando tumbas a toda velocidad.



5. Vuelta a casa (7/10)


Con el relato de David Tourón el revólver vuelve a New Mexico de la mano de un cansado pistolero al que el progreso y el ferrocarril han convertido en una pieza ya obsoleta.

Michael, que así se llama el pobre hombre, es ahora el propietario del revólver que obtuvo en el cementerio de Jefferson, asaltando la tumba de John Lee. 

Tras veinte años de correr mundo, Michael vuelve a su ciudad natal para encontrarse con el drama: su madre y su hermana están muertas y su padre es un hombre acabado que se ha dado a la bebida.


Una cuarto de milla appaloosa, la más rápida de New Mexico

Corroído por la culpa de no haber estado para defender a los suyos, Michael no duda en cruzar la frontera para buscar al asesino de su familia, aquel que se hace llamar Coyote.

En su viaje acompañará como pistolero al nada inocente comerciante de telas Sancho y su fría sobrina Juana, acabando inmerso en una lucha sin cuartel entre los mexicanos y su ejército.

La revolución, la violencia y la distancia harán cuestionarse al gringo muchas cosas: su vida, su trabajo, su moral y su futuro.



6. El Día de los Muertos (7/10)


El último relato de Historia de un revólver fue el ganador del concurso convocado por la editorial, y su afortunado autor resultó ser Adam Espí.

Nuestro conocido Peacemaker fue donado por Michael a Juana, la sobrina de Sancho y actual propietaria de la hacienda de su familia tras el fallecimiento de su padre y hermano durante la batalla por Ciudad Juárez.


Desde que leí el titulo, Juana luce tal que así en mi mente ^^'

Al fin de la revolución, Juana recibe la desgarradora e injusta noticia de que, debido a su condición de mujer, y no teniendo heredero alguno, sus tierras serán entregadas a uno de los héroes del nuevo gobierno: Luis De la Rosa, un viejo enemigo de la familia.

Pero Juana no está dispuesta a dejarse arrebatar su propiedad tan fácilmente, y acompañada por sus hombre y por el arma que le entregó un hombre justo, se dirige sin vacilar hasta la puerta misma de su enemigo.

Si De la rosa no la escucha por las buenas, la escuchará al son de las balas...



Tras la lectura de este selecto repertorio, poco puedo decir que no suene reiterativo: leer Historia de un revólver vale mucho la pena, tanto si te gusta el western, como si amas la historia, o como si ambas cosas te tiran para atrás.

Quizá sea, o al menos así ha sido para mí, una de las mejores formas de introducirse en un género bien árido y en uno de los capítulos de la historia con más plomo.

Aunque sea como acto de entretenimiento, su lectura puede enseñar muchas cosas, sobretodo, a abandonar esa idea idealizada del Oeste Americano.


¡Nos leemos! ^^


6 comentarios:

  1. Uehey!
    Hola, holita!
    Muchas gracias por la reseña. Me alegra que te haya gustado el libro y mi relato en particular ;)
    Fue un relato particularmente complicado, porque tenía que manejarme en una frontera complicada, entre el terror —era algo que Víctor quiso— y la acción cinematográfica. Lo mejor ha sido que he aprendido muchísimo trabajando en este libro, sobre todo, a dar ritmo a la historia. Solo te digo que Víctor, lo primero que hizo fue cargarse 2000 palabras, así, de un plumazo: «Esto no hace falta, podemos avanzar».
    Trabajar en Historia de un Revólver ha sido una gozada, lo repetiría mil veces!
    Un saludo y muchas gracias por la reseña! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada ^^

      La verdad es que no sé si agradecer o lamentar que Víctor Manostijeras recortara tu relato, porque lo cierto es que no sé si hubiera aguantado 2000 palabras de terror más. Soy demasiado cobarde, me temo... u_u

      Eliminar
  2. Yo cuando corto es con katana, hermanos.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena reseña. Gracias por el trabajo.

    ResponderEliminar
  4. Para mi gusto, una vez leído el recopilatorio, los mejores relatos son «Cinco balas de plata» y «El clan de la montaña».

    ResponderEliminar
  5. Buena reseña, gracias por ella.

    Por cierto, muy chula la imagen de Juana con la cara pintada.

    ResponderEliminar