Reseña: El dios asesinado en el servicio de caballeros

Si vis pacem, Parabellum... O mejor no ^^'


BÁSICO

Título: El dios asesinado en el servicio de caballeros
Editorial: Fantascy
Autor: Sergio S. Morán

EDICIÓN

Formato: Tapa blanda
Nº de páginas: 336
Año de edición: 2016
Precio de compra: 14.90€
(Puedes adquirirlo aquí)

PUNTUACIÓN: 3/5 



Ahora que aprieta el calor apetecen las historias refrescantes, ligeras y divertidas. ¿Y qué hay más refrescante que la fantasía urbana escrita en español?


Aunque haya sido escrita por Sergio S. Morán, conocido por haber trabajado guionista de El Vosque, no me atrevería a decir que El dios asesinado en el servicio de caballeros (conocida como Parabellum para acortar) sea una novela de humor en sí misma.

De hecho, se trata de una extraña mezcla de noir, fantasía y algo de humor que la convierten en una lectura amena, rápida y disfrutable. Lo que yo llamo un libro de descompresión, muy recomendable tras lecturas densas o tras un periodo de sequía.

Parabellum: anuncio de periódico

La historia, narrada por la detective paranormal Verónica Guerra, alias Parabellum, cuenta uno de los casos a los que esta singular mujer tuvo que hacer frente: ni más ni menos que el asesinato de un dios griego cuyo cuerpo fue hallado en el inodoro.

Siguiendo la pista de este divino cadáver, Verónica se verá inmersa en el fascinante submundo de las criaturas mágicas y mitológicas de Barcelona en su intento por hallar al asesino, camino que la llevará a meterse en berenjenales de proporciones titánicas.

Es en la confección de este submundo donde se nota el mimo que el autor ha puesto, pues nos encontramos con un entramado de pequeñas comunidades, diversas y dispersas, algo bastante más coherente que hacer habitar en una única urbe a todo un panteón (o varios).

¿Os imagináis a toda esta peña en Barcelona? ¡Qué locura! O_o

El entorno y los personajes se cuidan con mimo y esmero, volviéndolos reales a ojos del lector. Y eso, hablando de criaturas mitológicas, siempre es un plus añadido que se agradece y valora.

Ahora bien. El punto fuerte de esta historia es Verónica, un personaje perfectamente humano, sin ningún talento más allá del ingenio. Ella no solo es humana, sino que es una persona llena de dudas, defectos y contradicciones que hacen que rápidamente el lector se encariñe con ella.

Porque el peso de la historia, si bien centrado en la investigación del asesinato del dios, deja espacio para que el lector se inmiscuya en la vida personal de Verónica cuando no es Parabellum, descubriendo no solo sus apuros económicos, sino las contradicciones de su vida sentimental.

¿Hay algo más humano que berrear al volante?

Sin embargo, y a pesar de que el libro ofrece exactamente lo que promete, no he podido dejar de notar ciertos puntos débiles en la trama. Tal vez se debe a que mi obsesión por la mitología ha hecho que algunos de los enigmas de la novela resultasen excesivamente evidentes.

De hecho, en esta novela he sufrido por leer como escritor, ya que en ocasiones, los supuestos giros inesperados no lo han sido tanto, llegándome a parecer predecible en algunos pasajes y poco creíble en otros.

Aún así, considero que se trata de una gran historia que podrá ser perfectamente disfrutada por quienes amen leer a Eduardo Mendoza o la fantasía urbana.

En resumen, si te gusta la mitología y disfrutas pegado a la pantalla con las series policíacas, esta es la novela que andabas buscando. Y si simplemente buscas desconectar, también.

¡Nos leemos! ^^

No hay comentarios:

Publicar un comentario